4 ideas para incrementar tus ventas de restauración sin upselling

Se pueden emplear alternativas que harán incrementar las ventas de tu restaurante considerablemente sin necesidad de recurrir al upselling. Te contamos 4 ideas que te gustarán.

Cualquier negocio de hostelería quiere aumentar los resultados de caja. El upselling es una técnica de venta empleada de forma frecuente entre el sector. De forma más directa por el jefe de sala y los camareros, orientando al cliente hacia un determinado consumo de platos concreto, con el objetivo de obtener márgenes e ingresos superiores.

Sin embargo, esta opción cómoda y fácil de manejar que nos permite dar salida a aquellos productos que nos interesan o nos dejan más margen, se ha quedado un poco obsoleta.

Ahora el cliente cuenta con mucha información y recibe multitud de opiniones sobre el nivel de cada negocio. En realidad, lo que pretende cuando va a algún sitio es tranquilidad y disfrutar de la experiencia gastronómica sin saturación de ofertas.

 

¿Cómo alcanzar nuestro objetivo?


El cliente, el epicentro de tu negocio. Centrarte en el cliente. Piensa en el mensaje que quieres transmitirle y cuál es la filosofía de tu marca de restauración, así como lo que realmente pretendes que sienta a través de la experiencia en tu local.

Una carta estática con platos preestablecidos sólo llevará a los comensales a pensar que todo está muy controlado por tu parte y no quieres cambiar nada, ni ofrecer alternativas.

Analizar sus gustos y atender sus necesidades, es lo más importante.

El fast casual lo ha conseguido con creces, de ahí el secreto de su éxito. El resto debemos hacer exactamente lo mismo, centrarnos en las necesidades del cliente, para poder personalizar su experiencia.

Construye una relación. Las personas somos sociales por naturaleza. Tendemos a reunirnos y rodearnos de personas y grupos para poder compartir momentos y experiencias, siendo el restaurante un lugar ideal. Las cuatro reglas de oro que no fallan son:

  • Mirarlo fijamente: El feeling visual requiere de habilidad. Saca tu verdadero ‘yo social’ del ojo derecho, que se supone es el que controla esta parte.

  • Sonreír: la sonrisa debe ser parte del atuendo o uniforme que llevemos en nuestro puesto. Sin resultar excesivo, no hay que perderla en ningún momento.

  • Hablarle

  • Agradecer su estancia


Cuidar el lenguaje corporal y verbal durante todo el servicio. El lenguaje corporal y verbal forman parte de la habilidad del servicio en restauración. Mostrar eficacia y tranquilidad en todo momento, aporta gran seguridad.

Sé sincero con tus recomendaciones. Es algo que se valora muchísimo. Notarás que tus clientes ocasionales se convertirán en asiduos del restaurante si les haces recomendaciones bajo tu propia experiencia, porque has probado previamente las sugerencias.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *