El encarecimiento de los recursos energéticos y la tendencia a la sostenibilidad nos invita a replantearnos nuevos métodos y estrategias de gestión para ahorrar recursos dentro del restaurante. En este artículo te contamos cómo lograrlo cada mes.

La cocina, donde se cuece el mayor consumo de energía

Sin duda, la cocina es el área donde mayor consumo de energía se consume en bares y restaurantes. El proyecto europeo Pyme Energy CheckUP, que trabaja para reducir el consumo eléctrico y sus costes, informa a los establecimientos de restauración de los mayores focos de consumo para implementar medidas de eficiencia energética.

En esta zona del back office se aglutinan un sinfín de electrodomésticos, equipos y maquinaria. Todos ellos funcionan prácticamente de forma continuada. Por eso representan el mayor gasto en los locales. Por áreas, las cocinas de los restaurantes situados en zonas cálidas gastan más, en torno a un 63%, frente a las de lugares más fríos, donde el consumo se reduce hasta un 51%.

Ser un restaurante eficiente, a la larga, resulta beneficioso

Algunos restaurantes aún no están concienciados sobre las ventajas y la necesidad de aplicar medidas de sostenibilidad. En estos casos, intentar ahorrar costes en otras áreas mientras que ignoran los beneficios de una gestión responsable de todos sus recursos.

Además de contribuir con el medio ambiente, nos ayudará a reducir nuestra lista de gastos mensual. Establecer unas pautas de consumo energético adecuadas puede generarnos un ahorro en el restaurante de en torno al 30%.

El empleo de equipos y maquinaria eficientes, la formación continua de nuestro personal y la implantación de auditorías periódicas son algunas de las estrategias que nos puede ayudar a conseguirlo. Veamos algunos trucos para reducir el gasto a final de mes.

como ahorrar energía, energia, consumo restaurantes, pagar menos luz restaurantes, gestionar ahorro restaurante, gestionar energía restaurante, como ahorrar bar, ahorro bares, ahorro restauración, mejorar factura luz restaurante, ahorrar factura luz restaurante,

3 trucos para ahorrar energía en restaurantes y bares

La luz y el gas suponen un auténtico quebradero de cabeza para los gerentes de los restaurantes, especialmente cuando llegan las facturas. Para evitar sorpresas de última hora podemos poner en práctica los siguientes trucos:

1. Reducir las pérdidas energéticas

 El primer paso para ahorrar es reducir la pérdida innecesaria de energía aplicando diversas medidas:

  • Optimizar el uso de la climatización: para lograr una temperatura agradable, especialmente en la zona de comedor, no es necesario mantener encendidas las máquinas de aire acondicionado todo el día. Es preferible limitarnos a las horas punta. 
  • Evitar las cortinas de aire: estos sistemas suelen ser bastante ineficientes. Para ahorrar energía es mejor mantener las puertas cerradas.
  • Elegir el extractor de aire adecuado para la cocina: debemos evitar campanas que expulsen calor y tratar de que el sistema contenga extracción de humos e impulsión de aire limpio del exterior.
  • Aprovechar la luz natural: Para evitar el calor en verano, lo ideal es instalar toldos o cortinas interiores. Otra idea más ecológica es colocar plantas en las ventanas para crear una pantalla verde.
  • Desconectar los aparatos eléctricos que no se están utilizando: El consumo oculto La lucecita roja que deja los equipos en “stand by” también consume.

2. Apostar por la eficiencia y el mantenimiento de equipos

El segundo paso es elegir instalaciones, equipos y maquinaria lo más eficientes posible y llevar a cabo una monitorización continua para un buen estado:

  • Adquirir equipos, maquinaria industrial y pequeños electrodomésticos más eficientes: ayuda a optimizar su funcionamiento, lo que permite obtener un ahorro de energía en nuestro establecimiento.
  • Revisiones periódicas y mantenimiento predictivo: desarrollar protocolos de mantenimiento predictivo reduce posibles accidentes o incidencias y facilita el control y auditoría de los equipos.
  • Evitar los elementos de cocina eléctricos: la sostenibilidad está devolviendo los utensilios más tradicionales a las cocinas de los restaurantes.
  • Instalar luces LED en todo el local: sustituir las bombillas tradicionales por la iluminación LED supondrá un ahorro considerable a final de año.
  • Usar colores claros y luminosos: el ambiente y la decoración son muy importantes. Utilizar colores claros en los textiles y las paredes nos aportará una mayor luminosidad.

3. Formar al personal

Una gestión sostenible y eficiente que reduzca el consumo de recursos energéticos en el restaurante sólo es posible si todas las personas que trabajan en él están implicadas en lograr un objetivo común.

Por tanto, lograr ahorrar energía, llevar a cabo un consumo responsable y una disminución del gasto a final de mes es responsabilidad de todos los miembros. A través de una formación continua será más sencillo llevar a la práctica estas ideas.