El Big Data es una de las claves para alcanzar el éxito en un negocio. Ayuda a analizar y profundizar más sobre los hábitos y preferencias de nuestros clientes. 5 claves para llevarlo a cabo en nuestro establecimiento. 

Qué sirves y a qué horas, a qué tipo de clientes, o incluso si los resultados de caja mermaron debido a las inclemencias del tiempo, son algunas de las cuestiones que más preocupan a los restauradores.

Sin embargo, más allá de esta parte cualitativa, y en parte guiada por la propia intuición, ¿es posible anticiparse y determinar previsiones por datos cuantitativos?

Sin duda la respuesta es totalmente afirmativa. El Big Data y Business Intelligence para restaurantes funciona. Los datos se pueden convertir en grandes resultados para el negocio. Así lo explica Tech food Magazine  en uno de sus reportajes dedicado a este interesante análisis dentro de las jornadas del pasado Hospitality Innovation Planet.

Ahora bien ¿Cómo los establecimientos pueden utilizar Big Data para obtener mejores resultados de ventas?

1. Implantar sistemas adecuados.

Una cadena o franquicia en numerosas ocasiones puede tener contratados para la gestión de su negocio hasta más de 10 proveedores de software. TPVs o sistemas POS, programas para nóminas de hostelería, etc…

Estos sistemas vinculados a efectivos sistemas de software de gestión en todas y cada una de las áreas del establecimiento, tanto en front como back office, son  minuciosamente efectivos y la gran oportunidad de oro para incrementar las ventas y obtener la máxima rentabilidad.

2. Salir a la calle y recopilar datos más allá de la propia información interna

Cierto es que los datos de ventas o el propio inventario dan muchas pistas sobre la marcha y gestión de la tienda. Pero ¿y las opiniones sobre nosotros fuera o las previsiones de otro tipo de info que posiblemente pueda afectar a la marcha del local? Las redes sociales, las opiniones y valoraciones de los usuarios, o simplemente las previsiones meteorológicas son indicadores clave que pueden influir en la toma de decisiones.

3. Ofrecer y proporcionar experiencias únicas a los clientes

La competencia es brutal. Los clientes están sobre informados y el potencial consumidor sabe muy bien lo que quiere. Por lo que adquirir identidad propia y ofrecer experiencias únicas es tendencia. El marketing, las nuevas herramientas tecnológicas, y un diseño de menús adaptado a los nuevos tiempos ayuda.

4. Recopilar datos totalmente automatizados y configurables

El Big Data es muy útil, pero en tiempo real, mucho más. Los datos deben actualizarse a tiempo real para mantener el ritmo en cualquier restaurante o tienda. Esto es especialmente relevante, entre otros aspectos, en la gestión y organización de personal.

5. Análisis Big Data personalizados

Cualquier negocio tiene unas necesidades concretas. Incluso cada establecimiento perteneciente a una misma cadena, por ubicación o una serie de condicionantes, puede precisar diferentes sistemas de gestión.

El Business Intelligence es capaz de predecir y de satisfacer estas necesidades con la máxima precisión.