5 KPIs que debes tener en cuenta en el front office para 2018 y que te dirán si tu restaurante está cumpliendo con las expectativas de negocio.

Los KPIs, más conocidos como indicadores clave de rendimiento, son un instrumento muy útil para un restaurante o bar, ya que aportan datos en tiempo real sobre la marcha o evolución del negocio, y proporcionan información sobre si se están cumpliendo los objetivos marcados.

Como en cualquier empresa, los KPIs pueden ser numerosos, por lo que puede resultar complicado saber cuáles son los determinantes para un restaurante o negocio de hostelería.

5 KPIs esenciales que no debes perder de vista este 2018 

1. La permanencia de tus clientes en el local

¿Cuánto tiempo pasan tus clientes en el restaurante? o si se quedan mucho tiempo, o se van nada más comer, son cuestiones relevantes que hay que preguntarse de cara a analizar la evolución de un negocio. El tiempo de permanencia puede proporcionar información acerca de los motivos que incitan a pasar más tiempo, además de ser condicionante para que aumente la cuenta y se generen más ventas e ingresos en el local.

2. Porcentaje de las campañas de marketing y publicidad 

Cuando se lanza una determinada campaña de marketing y promocional en el restaurante, se debe estudiar detenidamente la respuesta y su resultado. Si la campaña ha sido efectiva, ha atraído más clientela y generado más ventas, en qué áreas, o si una estrategia funciona mejor que otra. 

3. Complementos

Los aperitivos y postres son complementos que suelen subir bastante la cuenta de cualquier cliente. El movimiento de estos apartados de la carta y sus ventas nos podrán aportar valiosa información sobre si se está dando salida a este tipo de productos, o se deben potenciar y promocionar más.

4. La tasa de abandono

Es otra de las KPIs para restaurantes determinante. Examinar la afluencia de clientes. Si son asiduos y nos visitan regularmente, o si por el contrario son gente de paso, que como mucho vuelve un par de veces.

Es necesario analizar continuamente a nuestros clientes. Las soluciones de gestión permiten obtener informes en tiempo real y convertir esta información en decisiones más productivas.

5. La fidelización

Por último y como fin último de cada negocio de restauración, se persigue que los comensales vuelvan a repetir y salgan encantados con la experiencia. La experiencia de cliente ayudará a localizar qué aspectos se pueden mejorar para lograr que los clientes sean habituales del sitio.

En definitiva, manejar los KPIs más importantes para un restaurante ayudará a mejorar la gestión y sacar el máximo rendimiento al negocio. Para ello, adaptado a tus necesidades, y sin necesidad de llevar a cabo una gran inversión, GIRnet saca el máximo partido y proporciona esos datos de seguimiento detallado clave en un solo click.