Esta semana dedicamos un espacio a la importancia que cobran los protocolos de mantenimiento predictivo de equipos y maquinaria en un restaurante y cuáles de ellos debemos implantar para evitar posibles incidencias.

El correcto funcionamiento de los equipos e instalaciones es uno de los pesos pesados para lograr un funcionamiento operativo y eficiente en cualquier local de restauración. Esto es especialmente importante de cara a una correcta gestión de los pedidos, sin retrasos ni falta de servicio. Establecer con antelación determinados protocolos, así como revisiones periódicas de carácter preventivo, nos ayudará a garantizar la actividad diaria sin imprevistos ni sorpresas de última hora.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que cada vez que subimos el cierre de un bar o de un restaurante, se ponen en marcha simultáneamente múltiples aparatos, tanto en las cocinas como en las distintas áreas de trabajo del establecimiento. Desde los electrodomésticos más pequeños, como cafeteras o robots de cocina, hasta los elementos más potentes, como fogones, hornos profesionales o campanas extractoras. En este último grupo también se incluyen los datafonos, TPV o máquinas registradoras.

Maquinaria y equipos, cada mes se rompe alguno

Se trata de una gran cantidad de aparatos cuyo funcionamiento resulta imprescindible para el día a día de cualquier negocio. Sin embargo, esto no siempre sucede. Según diferentes estudios, cada mes un 10% de estos equipos necesita algún tipo de reparación o mantenimiento.

Esta cifra es lo suficientemente elevada como para plantearnos la implantación de sistemas de seguridad y prevención que nos ayuden a anticiparnos. El uso del mantenimiento predictivo y de soluciones especializadas en gestión de equipos e instalaciones permite llevar a cabo un análisis de riesgo sobre los diferentes aparatos.

Acceder a determinada información sobre las posibilidades de desgaste, rotura o reparación evitará que el aparato deje de estar disponible con las consecuencias que conlleva: imposibilidad de atender pedidos, pérdida de confianza del cliente y un desembolso económico extra en caso de sustitución.

5 trucos para mantener a raya tus equipos en el restaurante

Aparte de la obsolescencia programada, existen otros factores que pueden poner en riesgo el equipamiento de cocina, como un uso intensivo o incluso accidentes inesperados. Para garantizar un buen mantenimiento de la maquinaria del restaurante, podemos implementar diversas medidas.

Descubre algunas ideas prácticas para mantener los aparatos de tu local en perfectas condiciones:

1. Estar atentos a posibles cambios

Cada máquina o aparato necesario para el buen funcionamiento de nuestro restaurante debe estar siempre listo para cumplir su función. Pero ello no evita que tengan una vida útil y un periodo de caducidad. El material de trabajo se deteriora y cada cierto tiempo requiere una reparación o incluso una sustitución. Forzar su funcionamiento no es conveniente.

2. Hacer revisiones periódicas.

Para garantizar un uso óptimo y evitar desembolsos innecesarios es importante llevar a cabo revisiones y auditorías de los distintos equipos, así como de las instalaciones de cocina y de otras áreas de trabajo. Para ello, es recomendable establecer procesos y realizar auditorías de operaciones cada cierto tiempo.

3. Elegir un responsable dentro del equipo del restaurante

Además de contar con estas soluciones de auditorías y de business intelligence, resultará útil disponer de uno o varios responsables que se encarguen de controlar los aparatos. Los restaurantes cuentan cada vez con más dispositivos, por eso esta medida es imprescindible para mantenerlos bajo control.

4. Buscar especialistas que nos asesoren

Los pequeños utensilios o electrodomésticos se pueden gestionar a nivel interno, pero es cierto que no podemos saber de todo. Seguramente carezcamos de conocimientos para tener a punto la maquinaria más pesada o profesional (sistemas de aire acondicionado y refrigeración, iluminación, instalaciones y equipos de cocina industrial, etc.). En estos casos, debemos contar con la ayuda de expertos que lleven a cabo seguimientos y auditorías.

5. ¿Se rompió algo? Acude a los profesionales

Es inútil tratar de arreglar algo por nuestra cuenta si no tenemos la formación necesaria, especialmente si se trata de maquinaria industrial para restaurantes. Lo recomendable es dejar nuestros equipos en manos de profesionales cualificados que puedan llevar a cabo un control riguroso basado en la legislación y toda aquella normativa reguladora que establezca plazos y fechas de revisión.

New call-to-action

 

El mantenimiento predictivo de equipos mejora la rentabilidad

Sin duda, llevar a cabo un mantenimiento predictivo de equipos e instalaciones del restaurante sale mucho más rentable que un mantenimiento reactivo. Estas son las principales causas:

  • Los equipos siempre estarán a pleno rendimiento, tanto en las cocinas como en el resto de áreas.
  • Nos avisará de las revisiones periódicas de cada uno de nuestros equipos, desde el más pequeño hasta las instalaciones más robustas. De esta forma, las revisiones podrán planificarse para el mejor momento (en horas fuera de actividad o en momentos con menos afluencia de público).
  • Garantizará una atención de calidad a los clientes evitando el “fuera de servicio”, ya sea porque la cafetera se ha roto y no se pueden servir cafés o porque el aire acondicionado se ha estropeado y la temperatura no es óptima.

Unas instalaciones limpias, seguras y a pleno rendimiento garantizan un ambiente más confortable que hará que tus clientes repitan la experiencia. La calidad del servicio y la seguridad del restaurante son esenciales para fidelizar al cliente y mejorar su experiencia.