La entrega de comida a domicilio y el aumento del delivery está creciendo de forma acelerada en España.

Una opción interesante, que, si encaja, puede convertirse en un servicio más dentro del negocio de restauración.

El estudio anual de comida a domicilio ‘GastróMetro’, llevado a cabo a través de datos de ‘Just Eat ‘, la plataforma de pedidos online con una gran oferta gastronómica de entrega a domicilio, y que controla más de un 70% del mercado, recoge datos interesantes y evidencia que actualmente el delivery es un mercado muy apetitoso que no se debe perder de vista.

Este estudio, realizado a más de 4.000 usuarios, indica que, aunque el teléfono sigue muy presente para hacer un pedido (un 90% frente al 10% aproximado que lo hace a online), el 97% de las personas ha hecho su petición online al menos alguna vez.

Comida a domicilio, en plena transformación

El mercado de comida a domicilio está ampliando horizonte hacia nuevas opciones gastronómicas. Normalmente se ha asociado al fast food, y actualmente el delivery cuenta con una gran variedad de oferta culinaria.

El cliente de ahora quiere donde elegir y demanda más nivel. De ahí cada que vez sean más los establecimientos de todo tipo que se suman a esta iniciativa.

Desde los restaurantes más tradicionales, hasta los más gourmets o casual diner, ampliando su negocio a más clientes y ofreciendo a través de la entrega a domicilio un servicio de calidad.

Crecen los pedidos de comida casera, y una de las tendencias que más ha aumentado en el último año es la entrega de comida sana a través de restaurantes vegetarianos y veganos.

La comida asiática (china o japonesa) es uno de los imprescindibles, en la oficina o en casa, sin dejar de lado la tan socorrida italiana, que prácticamente gusta a todo el mundo.

¿Cómo son los usuarios que piden comida a domicilio online en España?

Siguiendo este estudio, el perfil mayoritario es de una persona joven, cosmopolita, de poder adquisitivo medio y que vive en familia, o en pareja.

Los mayores demandantes son básicamente millennials. Clientes entre 16 y 34 años, que suelen comprar más entre semana, y sobre todo les gusta tener cierto control sobre la entrega.

Le sigue el rango de mediana edad, a partir de los 35 y 55 años, que tampoco se debe perder de vista. Ocupa casi la mitad de la demanda (47%). 

Las apps móviles y pedidos online, dominando el mercado

A nivel global, la consultora McKinsey prevé que los pedidos online de entrega de comida a domicilio crezcan en 2018 un 25%.

Es un sistema cómodo, por internet o app móvil, que permite elegir entre una gran oferta de restaurantes y variedad a los usuarios. Un sector en plena ebullición aún por explotar.

Este mercado online está dominado básicamente por dos tipos de plataformas:

  • Los proveedores tradicionales, donde la plataforma cobra una comisión al restaurante, pero será este quien tenga que asumir el proceso de envío.
  • Las plataformas más recientes, con su sistema propio de logística y de envío de pedidos de comida.