Cómo rentabilizar y obtener ingresos durante todo el año con mi restaurante de temporada. Te lo contamos.

La mayoría de negocios en hostelería mantienen su actividad a lo largo de todo el año. Sin embargo, hay establecimientos que tienen un marcado carácter estacional. Bien por su ubicación – en zonas turísticas, por ejemplo-, por el concepto o tipo de producto que trabajan, o bien por una estrategia empresarial determinada.

En estos casos, el reto es tratar de generar el volumen de negocio suficiente durante esos meses estrella para hacer sostenible el negocio. Pero, ¿y el resto de año? ¿Es posible convertir esos meses más flojos en una oportunidad para rentabilizar el negocio de restauración durante el resto de estaciones?

Una adecuada estrategia y una gestión eficiente, pueden ayudar a sacar el máximo partido a un establecimiento de hostelería más allá de la temporada alta.

4 soluciones para aprovechar mi restaurante durante todo el año

1. Planifica las necesidades de personal en función de los picos de trabajo

Está claro que durante los meses de mayor actividad deberás aumentar la plantilla e inevitablemente adecuar tu equipo de trabajo a las necesidades del negocio.

Lo ideal es trazar una buena planificación desde el principio para evitar generar posibles contratiempos con el personal de mi restaurante.

La optimización de turnos con datos fiables 100% y la ayuda de un sistema de gestión te ayudará a anticiparte a todas estas necesidades sin llegar a posibles conflictos.

Evidentemente, tendrá preferencia aquel personal dedicado a tiempo completo y de mayor rendimiento, respecto a aquellos empleados temporales y esporádicos, con los que se puede contar cuando la actividad aumenta.

2. Mejor gestión del inventario y cambios de menú

En segundo lugar, no se puede generar el mismo volumen de pedidos y de compra de producto durante todo el año. Saca partido y da salida al producto de temporada, y lleva a cabo una mejor gestión de inventario adaptada a las previsiones de venta de cada época.

De la misma forma, es muy importante renovar la carta cada ‘x’ meses con nuevas y apetecibles propuestas en función de la estacionalidad.

3. Adaptar los horarios de apertura y cierre de mi restaurante a la estacionalidad

Los hábitos del público te aportarán numerosas pistas sobre cómo adaptar los horarios de apertura y cierre del restaurante.

En base a tu licencia de actividad, deberás aumentar las horas, especialmente y dependiendo de los servicios de verano (por ejemplo, si estás ubicado en las zonas de turismo y tienes servicio de terraza) o si por el contrario puedes aumentar las horas de apertura durante los meses de invierno porque tienes un espacio de after work y cócteles).

4. Seguimiento de ventas

Seguir a diario la evolución del restaurante y tener un seguimiento de ventas, te ayudará a tener un control exhaustivo de cada uno de los movimientos de caja.

La solución GIRnet de previsiones y finanzas lleva a cabo previsiones diarias, rápidas y accesibles desde cualquier dispositivo que te ayudarán a consultar el estado financiero de tu negocio -tanto si es pequeño como si regentas una gran cadena- en todo momento.