La manera en que se realiza un servicio en restauración ha cambiado de forma incesante en los últimos años. La experiencia de cliente prima en el sector, y herramientas como el CRM pueden ayudarnos de forma considerable en un restaurante.

Ofrecer algo más que comida se ha convertido en un must have para las grandes cadenas, pioneras en este ámbito, y ahora también es factor imprescindible para los restaurantes más pequeños, con uno o más locales operativos. Este algo más o valor añadido es lo que se conoce como experiencia de cliente.

El CRM (Customer Relationship Management) para restaurantes, puede resultar muy útil para guardar y gestionar datos de nuestros clientes que permitan ofrecer un servicio mucho más personalizado y eficiente para cada uno de ellos.

Este sistema, bien implantado, actualizado e interoperable con otras herramientas BI o software de gestión, aportará datos altamente valiosos para la eficiencia y rentabilidad del negocio.

Un CRM actualizado

El CRM en restauración o en hostelería como oportunidad de aumentar y mejorar las ventas, requiere de una serie de particularidades que cubra todas y cada una de las necesidades y particularidades para mejorar la experiencia de cliente.

Tenerlo totalmente actualizado con las últimas herramientas tecnológicas, y adaptado a las necesidades del público, hará que le saquemos el máximo partido.

1. CRM personalizado

Es decir, qué datos nos resultarán realmente interesantes de cara a mejorar la experiencia de cliente:

1º. Las intolerancias alimenticias o preferencias y sugerencias del menú o carta.

2º. Las fechas señaladas (aniversarios, días de…, celebraciones, etc.).

3º. La última fecha de su visita, de cara a posibles promos y ofertas.

4º. Segmentar clientes del restaurante por intereses y preferencias.

5º. Valorar las encuestas de calidad y opinión a través de datos que de forma más concreta nos pueden proporcionar otros sistemas de gestión o apps como Komo-Komo, que sean fáciles de volcar al CRM.

2. Piensa en todos los canales de comunicación con el cliente

Nuestro CRM debe ir un poco más allá de la propia info extraída del restaurante. El e-mail, nuestras redes sociales, los cheques descuento, son altamente valiosos para extraer info de los clientes.

3. Centraliza tus datos

Los datos de los clientes son fundamentales para mantener una coherencia. Tenerlos todos en un mismo sitio facilitará la labor de recopilación y localización. Existen diversas plataformas que ayudan a obtener esos importantes datos de los clientes  (desde el TPV, la app del restaurante, sistemas de preorder, wifi social, etc.) y que se integran en una plataforma única.

4. No perder de vista las KPIs

Dada la gran competencia que opera en el sector, los KPIs o indicadores claves de rendimiento ayudan a medir la efectividad de los esfuerzos que se están llevando a cabo para conseguir los objetivos de negocio. Desde la efectividad de las ofertas, hasta la productividad de los empleados, todo se puede y se debe medir, para tenerlo bajo control y ajustar si es necesario.

5. Implantar las últimas soluciones tecnológicas para restaurantes del mercado

Estar a la última de las tendencias que imperan en el mercado es fundamental. El aprendizaje automático o soluciones inteligentes compatibles con el CRM, nos harán definir y analizar de manera más precisa sobre nuestro negocio.

6. Implantar las últimas soluciones tecnológicas para restaurantes del mercado

Estar a la última de las tendencias que imperan en el mercado es fundamental. El aprendizaje automático o soluciones inteligentes compatibles con el CRM, nos harán definir y analizar de manera más precisa sobre nuestro negocio.