Hoy te contamos cuánto dinero se necesita para abrir un restaurante o un bar, y cómo debes llevarlo a cabo para que tu proyecto sea exitoso.

¿Eres de aquéllos a los que les apetece emprender, ser su propio jefe e invertir en el maravilloso mundo de la restauración? Entonces has llegado al sitio indicado.

El tema da para bastante, por lo que hemos decidido dividirlo en varias partes. Así, primero te contaremos cuáles son los gastos que conlleva una apertura. De esta manera, cuando los tengas claros, pueden pasar dos cosas: bien que te animes a poner en práctica y hacer realidad tu sueño, o por el contrario prefieras esperar y ser prudente, porque para emprender, se necesita empeño y cabeza.

¿Qué inversión monetaria necesito hacer?

Somos muy conscientes de que estarás deseando saber las cantidades con las que necesitas contar para abrir tu restaurante, pero como en todos los ámbitos de la vida, e inevitablemente en este caso también, depende. No es lo mismo abrir un bar con un pequeño servicio de barra, que un espacio con tres ambientes, que estará abierto todo el día.

Tampoco tiene nada que ver reformar el local por completo y empezar de cero, que adquirir un traspaso y darle un pequeño lavado de cara.

Los rangos serán muy distintos, y la inversión sin duda no es la misma en un caso y otro.

Lo que sí podemos hacer es que puedas reflexionar y seas capaz de ver con qué aspectos muy necesarios debes contar.

Antes de nada…

Echa un vistazo al mercado. Los emprendedores siempre tienden a poner en práctica conceptos que les gustaría disfrutar a diario, pero seamos realistas… Esto no tiene porqué vender necesariamente. Así que debemos echar un vistazo a las tendencias que demanda el cliente.

No dejes de leer nuestro artículo en el que contamos las últimas propuestas que marcan tendencia en restauración, sin dejar de pensar en los nuevos hábitos de consumo donde priman la sostenibilidad tanto del concepto en sí, como de los alimentos.

El siguiente paso será trazar el plan de negocio, es decir, la hoja de ruta para poner en marcha tu nuevo proyecto. También ofrecemos una pequeña guía que deberás tener en cuenta a la hora de ponerlo en marcha.

Si teniendo en cuenta todos estos pasos, sigues viendo muy claro tu propósito, es decir, vas a seguir adelante, ¡ahora sí! Hablaremos de “cash”. Sigue leyendo… porque los siguientes consejos te interesan.

¿Cuáles son los gastos necesarios?

Aunque se han añadido algunos gastos más relacionados con la gestión y la tecnología, nos hemos apoyado en un listado de Eva Ballarin muy interesante, en el que lleva a cabo una descripción de cuáles son los gastos clave necesarios para un restaurante tradicional.

  • El local.
  • Las licencias de actividad. Su importe dependerá de si el local ya funciona como bar o restaurante, o va a ser nueva apertura con las correspondientes obras que conlleva.
  • Presupuesto de obras y acondicionamiento del local.
  • Una solución de TPV o registro de comandas
  • Muy recomendable: una solución business intelligence que te ayude a llevar el control exhaustivo del resto de gastos que vienen a continuación, y por supuesto de la gestión una vez esté en marcha el restaurante. Te contaremos cómo sacarle el máximo partido en todos estos casos…
  • Contratación de suministros necesarios, seguros (luz, agua, internet, gas…).
  • Mobiliario exterior y decoración.
  • Maquinaria industrial y equipos.
  • Mobiliario de cocina y su montaje.
  • Enseres y menaje.
  • Primera inversión en stock de comida.
  • Gasto por contratación de personal (seguros sociales, nóminas…) y tu alta en autónomos.
  • Saldo positivo con una cantidad en el banco lo suficientemente solvente para afrontar posibles gastos inesperados.

Hablemos de los 3 primeros, dejando para una próxima entrega el resto.

1. El local

Ahora que tienes claro el tipo de negocio de restauración, necesitas elegir el espacio físico.

¿Lo vas a comprar, alquilar o traspasar?

La compra es una transacción ambiciosa. Depende del lugar, fecha de construcción, ubicación (si se trata de un local con puerta a la calle o está en un centro comercial), tránsito, etc. Pero sin duda, los expertos apuntan a que el factor más importante tiene que ver con la .

En las ciudades o sitios con mayor demanda turística sube el metro cuadrado y el precio puede rondar desde los 70.000 hasta los 400.000 euros.

Se aconseja pedir la tasación. Más que nada para ir sobre seguro y no pagar por encima de lo que marca el mercado. Si necesitas financiación, el banco seguro que lo exige como requisito indispensable.

Si por el contrario te animas a alquilar, los precios varían según la demanda. En los sitios más grandes y zonas urbanas suben, y en las localidades más pequeñas y el extrarradio, pueden resultar más baratos. Los rangos son muy dispares, desde 1.000 hasta 15.000 euros, y varía muchísimo dependiendo de las zonas.

Además, debemos prever también la fianza de alquiler, que suele ser el importe de un mes.

Si optamos por el traspaso, que incluye mobiliario y equipación, el precio puede variar bastante, en función de la calidad y cantidad de enseres con los que cuente.

2. Las licencias de actividad

Las licencias de actividad de un restaurante o bar son un mero trámite, pero son inevitables y se traducen en que “hay que pasar por caja” si queremos abrir nuestro negocio.

Así que lo mejor es asumirlas y sobre todo contar con ellas. En este sentido debemos diferenciar:

  • El importe por las Tasas Municipales de licencia para actividad. Donde si hemos cogido un local ya abierto, deberemos hacer un cambio de titularidad previo pago de las tasas correspondientes. Si el local está cerrado, y queremos remodelarlo, deberemos pedir una nueva licencia. El importe de estas tasas ronda unos 1.400 euros más o menos. No obstante, en esta sección que facilita Licencia Apertura Actividad.info se puede consultar por municipios.
  • ¿Vas a montarlo de cero? En este caso es necesaria una licencia nueva junto un Proyecto de Obra y Apertura que se emite de una sola vez. Estima que debes reservar para esto unos 2000 euros más o menos.
  • Además de este desembolso, está la tasa de licencia de obra del ayuntamiento, que varía en función del proyecto de obra. Si es para hacer algunas modificaciones sobre el espacio físico, como una pared nueva o cambiar una barra, por ejemplo, el importe es de unos 200 euros.

3. Gasto por obras y reforma

Este gasto, al igual que el del local, es muy variable. Depende de varios factores como el nivel de reforma que queramos llevar a cabo o la contrata que lo haga, entre otros. Es conveniente pedir varios presupuestos, porque comparando entre unos y otros, puedes llevarte una grata sorpresa.

cuanto cuesta abrir un restaurante, abrir un bar, abrir un restaurante, cuanto cuesta un bar, gastos para abrir un bar, gastos de un restaurante al principio, gastos bar, reformar un bar, reformar un restaurante, reformar una franquicia

Lo mejor es llegar a un punto medio entre precio, experiencia y seriedad. De ahí que debamos tener en cuenta la calidad, la transparencia, las opiniones de los usuarios, el tiempo del proyecto, etc. Todos estos factores nos pueden ayudar mucho a tomar la mejor decisión.

Para poder hacernos una idea del coste, tomemos como ejemplo el de unas pequeñas modificaciones donde se van a reformar un par de aseos, hacer un nuevo tabique y un cambio de barra. Este presupuesto rondaría los 3.500 y 4.500 euros.

Con estos primeros puntos podemos hacernos una idea de lo que supone invertir en un proyecto de restauración. Pero no debemos perder de vista el resto de elementos que detallaremos en la segunda parte de Cuánto cuesta abrir un restaurante”. ¡No te los pierdas!