La comida a domicilio, con más éxito en las zonas urbanas y grandes ciudades, se ha convertido en todo un fenómeno al alza y con gran demanda en los últimos años. Una opción, que bien implantada en nuestro restaurante, puede generar un plus de valor añadido y sobre todo, reportarnos interesantes beneficios.

Te contamos en qué consiste y qué aspectos debes tener en cuenta antes de implantar esta nueva vía de negocio. ¡Bienvenido al maravilloso mundo del delivery de comida!

Antes de nada, hagamos una breve radiografía del escenario actual.

El delivery, un negocio que sube y sube…

Uno de los últimos informes sobre este sector, elaborado por el Observatorio Sectorial DBK Informa anunció que el servicio de delivery en el mercado español disparó de forma destacada el mercado de la comida rápida en España.

En términos generales, el sector recaudó concretamente 3.820 millones de euros en 2018, creció un 7% respecto al ejercicio anterior, y se prevé una evolución al alza de un 6 y 7% entre 2019-2020.

Crecimiento que incide de forma muy positiva en el mercado de la restauración, especialmente en los establecimientos fast food (un 15,6 % del total).

Si bien es verdad que el reparto de comida a domicilio se asocia especialmente a este sector (sobre todo a las pizzerías y hamburgueserías, cuya demanda aumentó respectivamente en un 9 y 7,2%), lo cierto es que aparecen en escena nuevas enseñas con pedidos de comida más selectiva -elaborada y healthy- que hacen que el delivery de comida ya no sea exclusivamente sinónimo de fast food.

Consideremos que este impulso del servicio de comida a domicilio viene de la mano de plataformas como Deliveroo, Uber Eats, Glovo o Just Eat, que llegaron a alcanzar un crecimiento de un 26% en España.

Veamos por qué estas cifras son tan buenas…

El auge del delivery: cambio de hábitos, internet y la revolución mobile

Rapidez y comodidad son las principales razones por las que la gente pide a domicilio, pero existen otros condicionantes que son los que realmente han favorecido que el mercado del delivery experimente un buen momento.

La transformación digital, la aparición del mundo internet y la revolución mobile hacen que las necesidades de los usuarios vayan evolucionando y aparezcan nuevas formas de consumo.

1. Internet, el mejor escaparate para los restaurantes

El mundo online, además de ser el mejor escaparate y más visible para los locales, es la vía por la que más nos buscan. La oferta gastronómica nunca ha estado más cerca de los clientes que a través de internet.

De ahí que ofrecer el servicio de delivery de comida por esta vía sea lo más factible en la actualidad.

El pedido por teléfono está decayendo en pro de los pedidos online.

2. El uso generalizado del móvil.

Según el VI Gastrómetro Anual del sector de comida a domicilio en España de Just Eat el 18% de las personas que piden comida a domicilio lo hacen On the Go vía móvil sobre la marcha, de camino a casa, o de paso hacia cualquier otro destino como el trabajo, la universidad, etc.).

3. La transformación digital y la revolución tecnológica

La incidencia de las nuevas tecnologías y el concepto “restaurante digital”, que es hacia lo que se tiende, cada vez está más preparado para incorporar un servicio de delivery totalmente controlado y gestionado por herramientas tecnológicas.

Por otro lado, la proliferación de apps, el Big Data o la geolocalización también han revolucionado los hábitos de consumo y la demanda de los usuarios.

Pensemos además en los grandes avances de futuro que ya están aquí. Según el citado informe de Just Eat 2019, los asistentes de voz (Alexa) para hacer pedidos y los robots que te llevan la comida a casa (como por ejemplo los vehículos autónomos) no es algo de otra galaxia.

Con estos datos, seguro que ya te lo estás pensando.

Delivery en tu restaurante, un valor añadido si lo haces bien

Al poner en marcha el reparto de comida a domicilio amplías tu radio de acción, pudiendo llegar a un target mayor. 

Tanto, que puedes incrementar los resultados en nada menos que hasta en un 30%.

Sin duda, como decimos, es un servicio realmente interesante que puedes incorporar, pero no sin antes plantearte las siguientes cuestiones que puedes ver de forma detallada en uno de nuestros posts anteriores dedicado a los pros y contras que puede generar el delivery y cómo ponerlo en marcha.

Valorar aspectos como,

  • La reinterpretación del menú y la oferta gastronómica. Es decir, qué ofreces y cómo adaptarlo e incorporarlo al nuevo servicio.
  • La parte logística y decantarte por cuál es la mas conveniente.
  • La estrategia de marketing y el packaging.

Y es que estas consideraciones te harán poner en práctica el delivery con éxito. Revísalo con detenimiento, no te apresures y si te lanzas, ¡Hazlo bien! Verás como el éxito está asegurado.