Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre el plan de negocio de un restaurante. Pero hoy vamos a centrarnos en un aspecto previo y fundamental que hay que tener claro antes de llevar a cabo dicho plan: el modelo de negocio de restaurante.

El mercado de la restauración cada vez es más variado y el comensal más exigente, por lo que adaptarnos a las tendencias y a las necesidades que demanda el consumo es la verdadera clave para triunfar.

Sin embargo, antes de citar los modelos de negocio de restaurante que marcan tendencia, vamos a ver en qué consiste exactamente un modelo de negocio y qué  preguntas debemos formularnos con carácter previo.

El modelo de negocio de restaurante y algunas cuestiones previas a tener en cuenta…

El modelo de negocio es el plan previo al plan de negocio que define.

Destacar y marcar seña de identidad son algunos de los retos que se deben marcar como prioritarios. Además, también deben ponerse encima de la mesa cuestiones tan imprescindibles como,

  • Qué se a ofrecer al mercado y tipo de concepto de restauración
  • Cómo se va a ofrecer
  • Quién va a ser el público objetivo y los clientes deseados
  • Cómo se a vender el producto o servicio
  • Cuál será el método y tipo de gestión para generar ingresos

Pensándolo bien, todas ellas son preguntas lógicas que se supone todo el mundo tiene que hacerse antes de poner un restaurante.

Los 6 modelos que marcan tendencia

Como hemos visto más arriba, el modelo de negocio es algo así como el ADN del restaurante, lo que define quién eres.

Aunque es habitual confundir el modelo de negocio con el plan de negocio, ya se ha visto que sin duda no es lo mismo.

Podríamos afirmar que la diferencia está en que el modelo de negocio predefine cómo va a ser el restaurante y el plan de negocio define sus objetivos.

Si se tiene en mente abrir un restaurante, estos son algunos de los nuevos conceptos que marcan tendencia.

1. Pay-per minute

En este modelo los clientes no pagan por la comida consumida, sino por el tiempo de estancia en el restaurante.

Por ejemplo, el famoso Ziferblat londinense está basado en un tipo de negocio en el que el restaurante cobra 8 libras por hora y 15 por dos, y durante ese tiempo los clientes pueden consumir el producto que quieran sin límite.

2. Opción Healthy, toda una revolución

Algunos expertos del sector como Tecnohoreca destacan como una de las opciones que marcan más tendencia la revolución healthy donde lo saludable, natural y sostenible triunfa.

A no ser que nuestro concepto de restaurante esté basado en platos totalmente sanos, cada vez más son los que incluyen en su carta propuestas veganas, de temporada, y libres de azúcares.

3. Sin precio fijo

Una propuesta más arriesgada en la que no hay un precio fijo para los platos del restaurante.

Cada cliente paga en función de su poder adquisitivo y en función de su grado de satisfacción con el producto. En resumen, el cliente pone precio al servicio en función de su experiencia.

4. Modelo basado en la especialización 

Es otra de las propuestas de negocio de restaurante que explica Eva Ballarin, donde la especialización es la clave del éxito.

Sin duda, lo más complicado es encontrar aquellos productos que funcionan, pero una vez se da con ellos, el negocio será redondo.

Aquí el cliente es consciente que un local muy especializado ofrecerá mucha más calidad en sus productos.

5. Bring your own food

En este modelo al cliente se le permite llevar su propia comida al restaurante. Entonces ¿dónde está la clave del negocio?

La idea está orientada a empleados que prefieren comer saludable y casero, pero poder hacerlo en un sitio más cómodo que en su propio lugar de trabajo.

Así la principal fuente de ingresos para el restaurante está en las bebidas y el postre, complementarios a la comida ajena al local.

6. Delivery

Es lo que Eva Ballarin denomina como tendencia ‘On the move’. El negocio de restaurante basado en delivery aumenta cada año más y está demostrado que funciona.

Razones como la falta de tiempo hacen que la comida a domicilio sea una opción muy atractiva. El secreto está en ofrecer calidad y un packaging atractivo.

En definitiva, existen múltiples opciones para construir un modelo de negocio de restaurante atractivo y de éxito.

Los expertos insisten en que cuanto más sencillo sea el concepto de restaurante, mejor funciona. Ello sin olvidar implementar herramientas de digitalización teniendo en cuenta las necesidades del cliente y ante todo, la filosofía de nuestro modelo.