Este mes damos la bienvenida al equipo de Flow Hospitality Training a James McLuckie como director de Contenidos. Su papel será supervisar toda el área de aprendizaje digital y contenidos para el sector de la hostelería, asumiendo la responsabilidad de nuestros equipos creativos y de desarrollo de módulos.

Nos ponemos al día con James para averiguar más sobre él, su visión sobre la formación digital y lo que lo atrajo a la hora de unirse a nuestro equipo.

Cuéntanos un poco sobre tu experiencia en el sector de la formación

«Llevo trabajando en formación digital durante la mayor parte de los últimos 15 años, principalmente centrado en el liderazgo y en el contenido de gestión. Trabajé con muchos clientes corporativos y así me involucré en diferentes aspectos del aprendizaje en línea.

Estuve en la junta directiva de la E Learning Network durante cuatro o cinco años y también soy parte del jurado de los premios Learning Technologies. Así que, más o menos, el aprendizaje digital ha estado en mis huesos durante la mayor parte de mi carrera.

Antes de eso, trabajé en el aprendizaje y desarrollo tradicional para una institución financiera. Pero, entonces, me di cuenta de que no podía despertarme todos los días y emocionarme únicamente con las hipotecas de interés, así que decidí probar algo nuevo. En ese momento, las soluciones de aprendizaje digital estaban empezando a despegar de una manera razonablemente robusta, así descubrí lo que realmente me hacía disfrutar y por eso llevo tantos años en esto.

James-Content Manager

¿Cuál es tu visión del futuro del aprendizaje digital?

Las dos tendencias que más me entusiasman es personalización del aprendizaje y los formatos cambiantes del contenido efectivo de aprendizaje.

La inteligencia artificial potencia el aprendizaje personalizado

Ha llegado el momento de la IA para el aprendizaje y el desarrollo profesional. No hay más que pensar en la forma en que interactuamos en línea con las compras, la música y los medios de comunicación y la sofisticación de los algoritmos detrás de las recomendaciones. La idea de que podrías hacer eso mismo para aprender es emocionante. En el sector de la hostelería, los empleados pueden estar de pie durante turnos largos y hacer un descanso rápido para tomar un sándwich, donde generalmente utilizan sus teléfonos. Por lo tanto, sería ideal utilizar este medio para obtener recomendaciones para unos contenidos increíblemente adaptados.

Cambiar los formatos de contenido del aprendizaje en línea

Cuando empecé a diseñar cursos de elearning, todo el mundo se centraba en cursos de una hora de duración. Lanzaban todo el contenido mediante 60 diapositivas y al finalizar incluían un cuestionario que asumía que todo el mundo era competente. La tendencia está evolucionando hacia un aprendizaje basado en pequeñas píldoras con vídeos cortos, animaciones, infografías y listas de verificación.

¿Qué esperas conseguir trabajando en Flow Hospitality Training?

Siempre he trabajado en espacios muy genéricos de liderazgo y gestión con clientes como Google Salesforce y Heineken, instituciones locales y organizaciones financieras, que son sectores muy variados. La oportunidad de especializarme me atraía mucho – especialmente en el sector de la hostelería. Mi marido es un bloguero gastronómico, así que fue increíblemente alentador cuando estaba considerando el cambio. Considero el sector de la hostelería divertido, cambiante e increíblemente innovador pensando en término de estar abierto a nuevas ideas.

En puestos anteriores he trabajado casi siempre con diseñadores de experiencias de aprendizaje y externalizando gran parte del trabajo creativo y multimedia, como animaciones y juegos, mientras que aquí en Flow la mayoría de ese talento es interno. La idea de trabajar con eso directamente, de gestionarlo y nutrirlo que tiene un enorme atractivo para mí.

También es un momento muy emocionante para unirse a la compañía por la fusión con MAPAL Software. La estrategia de futuro es ambiciosa y emocionante. Obviamente traerá nuevos reto, pero ser parte de esto es muy positivo para mí.