Una de las claves esenciales para la buena marcha del restaurante reside en la buena gestión del personal y del feedback entre el equipo y los gerentes. Hablamos con detalle de todas las pautas a seguir para elaborar el mejor manual del empleado.

Podemos afirmar que uno de los pilares básicos sobre los que se asienta cualquier empresa de restauración es la plantilla y su organización. Por ello, es importante estandarizar los procesos a través de un manual que nos ayude a reclutar el mejor equipo con el que todo propietario o departamento de recursos humanos haya soñado jamás.

Para ello, además de contratar a los mejores y tener en cuenta algunos aspectos como el proceso de selección, la formación, y la fidelización de los empleados, debemos trazar y redactar una estrategia que sea punto de referencia común para todos.

El manual de personal… ¿en qué consiste y por qué es importante?

En primer lugar, podemos definir el manual de personal como un documento que incluye un sistema de procedimientos diarios y rutinarios. Este describe paso a paso y con unos tiempos muy calculados cómo se deben ejecutar y cumplir las tareas de cada una de las áreas del local. Todo con el objetivo de garantizar la calidad del mejor servicio.

El manual de procedimiento de personal debe transmitir transparencia y tener carácter divulgativo. Puede elaborarse de acuerdo a las necesidades del propio equipo, pero también incluyendo la parte de operaciones (tanto de front como de back office).

Para que resulte práctico, es fundamental seguir sus instrucciones al pie de la letra. Si además de llevarlo a rajatabla, nos apoyamos en soluciones tecnológicas que nos ayuden a seguir los pasos para para gestionar un restaurante, veremos grandes resultados en poco tiempo.

La rotación de personal, el caballo de batalla de la hostelería

La hostelería es uno de los sectores que más demanda de empleo registra en nuestro país, pero al mismo tiempo contempla un problema común, que son las constantes idas y venidas de nuevos empleados.

La mayor parte de los restaurantes y bares se enfrentan a un alto índice de rotación de personal y a continuos procesos de selección.

Los últimos datos del Informe Infoempleo Adecco: Oferta y demanda de empleo en España revelan que las empresas españolas registraron de media un nivel de rotación en torno a un 21% y 22%, nivel que sube con las contrataciones para establecimientos de restauración.

Aunque muchas veces las razones apuntan a factores externos como la estacionalidad e imprevistos difíciles de controlar, una mejor gestión sí que es algo que depende de nosotros.

De ahí que la constancia y perseverancia por seguir un manual de procedimiento junto a la inteligencia de negocio nos ayuden a ganar calidad en el trabajo y formar y fidelizar mejor a los empleados.

Veamos sus principales beneficios…

Beneficios de un buen manual de procedimiento del personal

1. Mejora la productividad 

El manual de procedimiento nos ayudará a salir rápido de posibles atascos y momentos de improductividad.

2. Adiós al caos

Reorganiza y elimina posibles momentos de confusión en la organización y comunicación entre empleados, especialmente cuando el restaurante acaba de abrir.

3. Atrae empleados más cualificados

Dentro de la presión que genera el trabajo en restauración, el empleado prefiere trabajar y se vuelve más competente en un entorno relajado y organizado.

4.  El manual es puramente formativo

Resulta muy útil para facilitar y adaptar rápidamente nuevos empleados al restaurante, y hace de guía para encauzar su carrera profesional a la del propio equipo, asegurando así la filosofía empresarial de cada establecimiento. 

5. Hace crecer el negocio

Un restaurante que cuenta con manual de procedimientos preestablecidos transmite mejor sus objetivos de negocio, sirve de modelo para posibles nuevas aperturas y genera optimismo de cara a futuros inversionistas.

manual, Cómo elaborar el mejor manual de procedimiento de tu personal en el restaurante, organización de plantilla restaurantes, manual de procedimiento, procedimientos restaurante, procedimientos personal restaurante, rotación de personal, rotación de personal en restaurantes, mucha rotación en los restaurantes por qué

Cómo hacer un manual de personal ¿Qué debe incluir?

1. La introducción, si breve, dos veces buena

En este sentido hay que ser honesto y preguntarnos si leeríamos algo muy largo. Seguramente que la respuesta sea no, por lo que debemos ser tratar de ser lo más brillantes posible y captar la atención del personal.

Resulta positivo incluir una nota de bienvenida, una breve trayectoria del restaurante, los puntos fuertes y una pequeña nota legal, que no contractual, incluyendo la voluntad de las partes.

2. La filosofía del restaurante y valores de los empleados

Es importante resaltar los valores del equipo humano, cuál es su misión y por qué fueron elegidos para cumplirlos. Destacar el restaurante como algo más que el simple lugar de trabajo.

3. Profesionalidad de diez

Independientemente de las estrellas, cualquier local debe contar con el máximo nivel de profesionalidad. Hay que incluir:

  • Las pautas de conducta y comportamiento.
  • La vestimenta y aseo.
  • El protocolo en el comportamiento con los compañeros y clientes.
  • Política de acoso.

4. Operaciones

Todo aquello necesario e imprescindible para que el negocio funcione como un reloj.

Abarca los procesos y procedimientos al completo, desde la manipulación del producto, hasta cómo recibir y tratar a los clientes.

5. Sobre el sueldo y sus bonificaciones

El sueldo y las bonificaciones interesan a cualquier empleado. Detallar el modo de pago y la política de horas extraordinarias genera transparencia, ya que los horarios en hostelería son interminables.

Además, se deben añadir en este apartado los descansos, vacaciones, fiestas. Una solución de control de personal nos quitará muchos quebraderos de cabeza y nos ayudará a incluir los mejores turnos en beneficio de todos.

6. Agradecimiento y firma

Por último, tengamos en cuenta que el manual de procedimiento no es un documento legal, pero una firma deja constancia del compromiso de cada miembro que lo lee y acepta sus condiciones.