En nuestro post anteriorJosep Mª Vallsmadella, profesor del ISGEG explicaba el concepto de productividad y cómo se calcula. En esta ocasión analiza cuáles son los factores de productividad clave.

Factores de productividad clave: La formación, la motivación, la tecnología y los procesos

En el artículo anterior vimos cómo medir la productividad y gestionar este concepto como herramienta para ajustar el coste de personal y los horarios de una forma más racional.

Sin embargo, el aumento real de productividad debe trabajarse no solo mediante la racionalización de horarios sino mucho más, por la mejora de los medios, la capacitación y la actitud del equipo humano. Es decir, a través de la formación, la motivación, la inversión en tecnología y la mejora de los procesos:

1. La formación

Es el factor de productividad clave. Un personal formado es capaz de aumentar la rapidez y la eficacia (reducción de errores) de los procesos operativos del restaurante.

Por tanto, ¿cómo mejorar la productividad a este respecto? Muy sencillo, a través de la formación, que puede repercutir de forma positiva en tu negocio con:

1º. Un aumento de la capacidad de servicio en momentos de alta demanda y por consiguiente el número de clientes servidos por hora trabajada.

2º. Por otra parte, con la reducción de personal necesario en franjas de baja demanda. No se debe olvidar que un personal bien formado también aumenta la calidad del servicio.

2. La motivación

Si queremos aumentar la productividad del personal, el equipo no solo debe estar formado y entrenado, sino también muy motivado. El factor coach y la motivación son fundamentales.

En este sentido se recomienda no solo crear un buen ambiente de trabajo, sino retribuir mediante incentivos variables los aumentos de productividad del personal, cuando esta se derive de su esfuerzo, capacidad y actitud.

3. La tecnología

La adopción de mejoras tecnológicas en cualquier área del restaurante (cocina, almacenaje, sala, servicio, ventas…) debe tener un impacto sobre la mejora de la productividad, que puede darse en dos sentidos:

la reducción del tiempo persona en un proceso operacional, o incluso la reducción de ciertos procesos que anteriormente requerían una inversión importante en tiempo por parte del personal.

Tenemos muchos ejemplos: adopción de la 4ª y 5ª gama y cocina al vacío en la cocina, los TPVs y los terminales por radiofrecuencia en sala, la recepción de reservas por la web, etc.

4. Los procesos

Por último, el cuarto de los factores de productividad clave está dedicado a los procesos. Trabajar por procesos es clave para alcanzar un buen nivel de productividad, pues permite al personal trabajar de forma racional y organizada. Pero sobre todo permite revisar los propios procesos para mejorarlos y optimizarlos.

Estos cuatro factores merecen cada uno como mínimo un artículo específico, pues son de vital importancia para mejorar la productividad, la calidad de servicio y la rentabilidad del negocio.

Sin embargo, la productividad es consecuencia de estos y otros factores, una magnitud de análisis y de comparativa. No es en sí un objetivo, pero nos da una medida de cómo estamos aplicando todos los factores productivos del restaurante y la rentabilidad de los mismos.

Vale la pena medirla y realizar comparativas entre servicios, meses, años y otros restaurantes de la propia cadena, o similares a nuestro negocio.