La gestión en determinadas áreas de los comercios y en cualquier negocio en general, es fundamental. Especialmente cuando los ingresos disminuyen, en los que antes de subir los precios, se deben plantear otras vías de solución. 3 consejos para mantener ingresos sin subir los precios.

1. Implementar prácticas de compra y una gestión más inteligente de productos.

El coste de los productos es uno de los desembolsos más importantes en la gestión de comercios y restaurantes, por lo que pensar en cómo sacar el máximo partido a la materia prima y los alimentos es uno de los mayores desafíos para el negocio.

Está claro que no es lo mismo la materia prima de una pizzería que la de un restaurante de alta cocina, donde el coste puede suponer hasta casi un 40% de los ingresos. Por ello, es necesario llevar a cabo algunas prácticas que tiendan a reducirlo:

  • En primer lugar, hay que pensar previamente en cuánto estaríamos dispuestos a pagar por un determinado producto. Una vez que hayamos incluido todos los gastos, ¿estaríamos dispuestos a pagar lo que vale? Si la respuesta es negativa, hay que descartarlo o buscar la manera de optimizar el coste.
  • Negociar con los proveedores, o intentar consolidar pedidos para obtener mejores precios.
  • Renovar el menú de vez en cuando, ajustándolo a productos de temporada, y potenciar los que mejor se venden.

2. Plantear optimizar los costes por personal.

Varían de un establecimiento a otro, pero generalmente dentro de la gestión de comercios, los costes por personal suponen en torno al 30% de los ingresos. Lo más inteligente es optar por hacer una previsión de turnos para no encontrar sorpresas de última hora. La falta de empleados, con la consiguiente pérdida de ventas e insatisfacción del servicio, o un exceso de plantilla -y por tanto de coste-  en las horas de menor demanda y actividad.

El Business Intelligence es una de las soluciones más eficientes del mercado. Ayudará a llevar a cabo una planificación exacta en función de las necesidades de cada negocio.

3. Renovar los sistemas de contabilidad

Es determinante en el sistema operacional y el estado financiero de cada establecimiento. Un control de inventario, operaciones en tiempo real, que  ayuden a identificar los puntos críticos, y que nos ayuden a llevar a cabo un mayor control presupuestario de ingresos y gastos sobre el negocio.