Indicadores KPI de back office que no hay que dejar pasar desapercibidos y prestar especial atención dentro del negocio de cualquier restaurante.

Hace unas semanas explicamos detalladamente cuáles son los KPIs más importantes en la zona front office y áreas visibles de un restaurante.

Sin embargo, no hay que perder de vista las partes o áreas internas, que a simple vista no se ven, y que de la misma forma son determinantes para la buena marcha de un negocio cara al público.

Por ello, esta vez nos centraremos en algunos KPIs de back office que nos darán buena pista sobre si lo estamos haciendo bien. ¿Por dónde empezar?

1 . Productividad laboral o por empleado.

Así a simple vista, calcular el coste de mano de obra o productividad por empleado, no es difícil. Con recopilar un histórico de la actividad de cada uno de ellos sería suficiente.

Sin embargo, el verdadero desafío aparece cuando llega la hora de optimizar y mejorar el posible gasto futuro en todo lo relacionado con la plantilla del local.

Aquí el factor precisión es determinante. Para ello nada mejor que tener toda esta información automatizada en tiempo real.

Emplear soluciones de gestión de personal o business intelligence que sean capaces de generar turnos óptimos y predecir y anticipar las necesidades del personal en cada momento por puesto de trabajo, siempre adaptado a las particulares necesidades de cada restaurante.

2. Seguridad y control de producto

Otro de los indicadores de back office, que si bien no está a simple vista, aportará valiosa información sobre el negocio.

Aquí debes replantearte qué tipo de sistema empleas para tener el inventario y este área totalmente controlada. Recuerda que el excel en este caso no es demasiado preciso porque es fácilmente manipulable.

Es preciso contar con un sistema predecible o en la nube que cumpla con toda la normativa y legislación, de forma que todo esté en regla ante cualquier posible control o inspección.

3. Previsión de ventas en el restaurante

En este sentido, cada local tiene una salida o previsión de platos o menús con mayor salida,     que normalmente son fáciles de identificar.

En cambio, hay otros factores externos que se nos escapan y en los que resulta complicado predecir y calcular los picos de ventas.

El seguimiento de ventas es crucial para la buena marcha y gestión del restaurante, por lo que llevarlo de forma óptima nos hará ahorrar cantidades importantes de dinero y de producto.

En definitiva, si junto a otros indicadores, eres capaz de tener controlados estos KPIs de back office del local y utilizar sistemas que sean capaces de aportar datos valiosos sobre estas áreas en cualquier momento, verás un gran cambio en las cifras de tu negocio.