Una vez pasada la primera ola de la pandemia por covid-19, las autoridades sanitarias están poniendo el foco en evitar la transmisión del coronavirus. Para garantizar la protección de trabajadores y clientes frente a posibles contagios, los bares y restaurantes están poniendo en marcha diversos protocolos anticovid que incluyen, entre otros, el uso del monitor de salud para descartar la presencia de síntomas entre sus empleados.

Esta herramienta, que ofrece información actualizada para detectar posibles síntomas de covid-19, se una a otras medidas que ya están implementando los negocios de hostelería. En restaurantes como Five Guys, por ejemplo, realizan mediciones diarias de temperatura antes de cada turno a todo el personal. Otros están llevando a cabo pruebas diagnósticas para detectar el virus. Y, por supuesto, se mantiene el uso obligatorio de mascarilla.

Frente a otras fórmulas, el monitor de salud permite evaluar a diario el estado de salud del equipo mediante una serie de preguntas incluidas en la aplicación de fichaje sin contacto. Estas exploran ampliamente la diferente sintomatología que provoca la enfermedad (dificultad respiratoria, ausencia de los sentidos del gusto y del olfato, tos seca, cansancio, etc.)

New call-to-action

4 claves de un buen monitor de salud frente al covid-19

El día a día en un restaurante o un bar suele ser muy ajetreado. Por eso, para garantizar la adherencia y el correcto cumplimiento de todas las medidas de prevención, es importante incidir en su facilidad de uso. En el caso del monitor de salud, también hay que fijarse en el tipo de información que recaba para que el conocimiento que proporcione al gerente sea realmente útil a la hora de evaluar el estado de salud del empleado.

Para cumplir estas dos expectativas, existen cuatro elementos a tener en cuenta:

  • Accesibilidad: Cuando más sencillo y rápido sea de utilizar, menos tiempo perderán los empleados y más fácilmente crearan el hábito de completar el cuestionario en cada jornada laboral. En este caso, la mejor opción es poder responder desde sus dispositivos móviles.
  • Seguimiento diario: En paralelo con la accesibilidad, el monitor de salud tiene que formar parte de una rutina diaria. Si se nos olvida, la información carecerá de validez. Incluirlo dentro de proceso automático, como el fichaje, nos permite garantizar que se utilizará a diario y que nos proporcionará información actualizada.
  • Calidad y cantidad: Otro factor a considerar es el tipo y el número de cuestiones que se realizan al empleado. Es importante lograr un equilibrio entre la funcionalidad de las preguntas (que sean útiles para detectar posibles casos) y su volumen (que no sea excesivo para no perder mucho tiempo).
  • Sistema de alertas: Para facilitar el trabajo de detección a los responsables del restaurante, el monitor incorpora una función de aviso que informa en caso de que se coincidan posibles síntomas de la enfermedad. Esto también permite evitar fallos humanos y nos garantiza estar siempre alerta.

monitor de salud bar

Beneficios para el restaurante

La seguridad y la salud en el trabajo no solo es una exigencia legal, si no que su cumplimiento ofrece beneficios tangibles (menos bajas y ausencias, mayor productividad, etc.) e intangibles (mejor ambiente de trabajo, mayor fidelidad por parte de los empleados, facilidad para reclutar talento, etc.) para el negocio. Con la crisis del coronavirus, garantizar el bienestar de los empleados resulta más importante todavía.

Al disponer de una imagen completa del estado de salud declarado de los empleados, el monitor de salud contribuye a reforzar la seguridad general en el local. Esta información sirve para evitar riesgos innecesarios y garantizar la continuidad del negocio. Es decir, reduce las posibilidades de tener que cerrar debido a un posible brote, uno de los principales temores de los restauradores tras la reapertura.

Por otro lado, al recoger y analizar a diario la salud de los empleados, se refuerzan la confianza y la tranquilidad tanto por parte de los miembros del equipo como de los clientes. Además, el monitor de salud que incorpora la automatización del proceso (por ejemplo, con los sistemas de alerta), ahorra tiempo y esfuerzo a los responsables. De esta forma, puede tomar las medidas necesarias con los primeros síntomas, antes de que se inicie un brote.

Todo ello mejora significativamente la imagen del local. En un momento en el que las prioridades del cliente han cambiado, el sello covid free se ha convertido en uno de los principales valores diferenciales para el sector de la restauración.