La tecnología móvil y datos están mejorando las operaciones de la gestión hostelera dentro de un local o restaurante. ¿Cómo están revolucionando el sector?

Hace unos años la gestión hostelera estaba dominada por tpvs básicos, con funcionalidades más limitadas para hostelería, en los que conocer la evolución, seguimiento de la relación con el cliente, así como contar con un histórico de visitas se convertía en una labor muy compleja. Analizar y medir los esfuerzos de marketing a gran escala en un determinado negocio suponía todo un esfuerzo.

Con el actual proceso de cambio digital de los restaurantes esta situación está evolucionando. Los nuevos sistemas, distintos softwares de gestión y soluciones business intelligence están revolucionando la forma de recopilar datos y realizar analíticas de negocio sobre indicadores clave para el restaurador, para anticiparse a las necesidades y toma de decisiones.

Más de la mitad de los restaurantes hacen caja gracias a los canales online y su visibilidad por la red. Dato estimulante como para tener en cuenta que el móvil y la tecnología big data son factores clave para lograr el éxito en el sector.

1. Ubicación del local y operaciones del restaurante.

Las apps móviles para restaurantes son el gran descubrimiento. Tanto, que el local y su ubicación ya no es tan determinante en un negocio de hostelería. Ahora los usuarios, a través de móvil pueden localizarnos fácilmente, por lo que una buena opción es destinar más presupuesto para tecnología y una buena estrategia de marketing online, que centrarse en el lugar físico.

Los grandes gigantes del delivery y pedidos de comida están expandiendo su línea de negocio a los restaurantes más pequeños y como resultado estos deben ampliar su servicio de cocina para satisfacer la demanda de entrega a domicilio.

Y el delivery y pedidos online también están cambiando las operaciones dentro de un negocio, por lo que diseñar y montar de cero un nuevo sistema de operaciones que divida por un lado el control de pedidos y por otro el sistema de recogida, será fundamental.

2. Satisfacción del cliente, menús y eficiencia en el servicio.

La tecnología está cambiando la forma en que los restaurantes confeccionan sus menús, cada vez más personalizados y adaptados, o el comportamiento de los clientes, con el objetivo de mejorar la calidad del servicio.

Mientras la mayoría de software tpv pueden proporcionar una información diaria de las ventas, existen herramientas de gestión o de analítica en el mercado capaces de optimizar y predecir el volumen de ventas que ayudarán a sacar el máximo partido al producto.

3. Medición de las operaciones del día a día.

Contar con soluciones que puedan medir en tiempo real las operaciones es otra de las tendencias que están dominando la gestión hostelera desde cualquier dispositivo.

Ayudan a controlar y optimizar la operativa clave en cada una de las áreas del restaurante y a no tomar decisiones al azar. Desde la gestión de turnos de la plantilla, hasta el análisis de toda la información relevante del business.

4. Apps para gestionar el restaurante

En relación con el punto anterior, son las apps móviles para gestionar restaurantes las que están permitiendo llevar a cabo un control exhaustivo sobre el negocio. Permiten estar pendiente de todas y cada una de las áreas y llevar un ‘measuring day’, liberando a los responsables de este tipo de tareas.

Además, facilitan la comunicación en tiempo real entre todos los empleados  que están continuamente informados sobre los posibles cambios que puedan producirse con horarios y libranzas.

5. Continuo cambio de precios

Otro de los aspectos que está revolucionando la transformación digital en los restaurantes es la tarificación dinámica en las cadenas o restaurantes. Debido a los distintos horarios preestablecidos de comidas o cenas, finalmente el establecimiento tiene que pasarse abierto la mayor parte del día, con los gastos que implica, tanto de personal como de local.

De ahí que la variación de precios, según qué momentos del día sea cada vez más frecuente (la famosa ‘hora feliz’). Las soluciones tecnológicas ahora son capaces de trabajar con indicadores específicos según las necesidades de cada negocio, de tal forma que puedan crear distintos presupuestos y previsiones, y no alcanzar a lo largo de un periodo picos tan prolongados de afluencia o falta de clientela.