Los proveedores son una de las piezas fundamentales del restaurante. Gracias a ellos podemos ofrecer productos de mayor calidad a diario. Sin embargo, conseguir a los mejores no es una tarea sencilla. Analizamos cómo contratar los proveedores locales más competentes sin que afecte a la rentabilidad de tu negocio de restauración.

Una gestión más sostenible del restaurante es posible 

La cocina de mercado, últimas tendencias en comida sostenible y las nuevas formas de entender la restauración dominan el sector actualmente y representan algunas de las exigencias del consumidor. Son múltiples los aspectos que debes tener en cuenta para transformar tu negocio y lograr que sea más sostenible. Pero si quieres ser realmente sostenibles, debemos cambiar el chip y empezar desde cero.

Esto requiere implantar una gestión más eficiente, formara nuestro personal, y contar con los productos más sanos y respetuosos con el medio ambiente. Pero este proceso de transformación pasa también por contratar proveedores locales, de proximidad, eliminando intermediarios y adquiriendo los mejores productos frescos y de calidad.

Aunque tarea la no es sencilla, una buena previsión de la demanda y una planificación inteligente de las compras nos ayudará a la hora de abastecernos a través de pequeños distribuidores de proximidad. Todo ello sin perjudicar a la rentabilidad de nuestro negocio.

Te contamos cómo lograrlo:

Primeros pasos

Antes de nada, debemos pensar en nuestras necesidades. A partir de ahí llevaremos a cabo un análisis y una gestión exhaustiva que nos permitirá realizar una buena previsión de compras en función de los pedidos de productos que vamos a necesitar.

1. Haz una previsión según tus necesidades

No todos los restaurantes tienen las mismas necesidades. Si lo que pretendemos es ofrecer producto fresco, de primera calidad y sostenible, debemos buscar proveedores de proximidad, que nos entreguen a diario el producto que queremos para nuestros clientes. Es conveniente elaborar una lista con:

  • Productos básicos necesarios durante todo el año, y que forman parte del gasto diario.
  • Productos de temporada o estacionales que se irán alternando la carta según la época del año o en función de determinados eventos.

2. Elabora un presupuesto.

El blog especializado Fork Manager aconseja configurar un presupuesto a corto, medio y largo plazo que nos permita establecer determinados márgenes de gasto en el tiempo. Además, nos ayudará a diferenciar aquellos productos más caros de los más económicos.

3. Elige varios responsables de la lista de la compra

El perfil más idóneo es el jefe de cocina o el chef. Al fin y al cabo, es con quien debemos coordinar esta misión y ponernos de acuerdo para que sea el encargado de mantener la relación más estrecha con el proveedor o proveedores. En este caso, es fundamentar lograr un equilibrio entre calidad y presupuesto.

Una vez que hayamos establecido estas pautas previas, ya podemos empezar a buscar los mejores proveedores locales de la zona. Esta es la estrategia a seguir para lograr abastecer nuestro almacén con los mejores productos sostenibles.

proveedores locales, proveedor restaurante, contratar proveedores restaurante, como llamar a los mejores proveedores restaurante, mejores proveedores restaurante, proveedores bar, como contactar con proveedores, proveedores proximidad, abastecer restaurante, lista de la compra restaurante

El proveedor local, tu mayor aliado en el restaurante

Se puede decir que, en un restaurante, además de tu personal y miembros de confianza en los que delegar numerosas tareas, los proveedores son vitales para la buena marcha del negocio. Si un proveedor falla, la gestión diaria se desmorona.

Además de llevar a cabo una buena previsión de compras, es fundamental elegir a los mejores. Para que no nos deje en la estacada ni nos arruine con los precios, debemos analizar qué cualidades definen a buen proveedor.

1. La calidad es lo primero. Busquemos proveedores de proximidad

Los productos frescos, cercanos y servidos a diario son muy valorados por los clientes. En este caso es conveniente que el producto venga garantizado y certificado, así como que el proveedor avale la calidad que realmente tiene.

2. Debemos negociar también el precio con el proveedor

Es importante para garantizar nuestra rentabilidad. El precio de los productos es un factor fundamental de nuestra estrategia para fijar los precios de tu restaurante ya que nos permite saber con qué márgenes y porcentajes podemos jugar.

3. Puntualidad con las entregas

En tercer lugar, necesitamos seriedad a la hora de efectuar las entregas. Un proveedor que se retrasa no nos sirve. Es más, puede arruinar nuestro negocio al no permitirnos contar con el producto que ofrecemos a tiempo.

4. Construir una relación de confianza

Es importante mantener una relación de confianza con nuestros proveedores para garantizar un buen servicio. La confianza y el respeto mutuos deben estar presentes a lo largo de todo el ciclo de suministro.

5. Organizar los pedidos de cada proveedor

Orderly ofrece una serie de recomendaciones para organizar los pedidos y tenerlos bajo control en todo momento. Normalmente, como vamos a contar con varios proveedores, debemos organizarlos por orden de preferencia teniendo en cuenta:

  • No pedir demasiados productos: De esta manera, siempre conoceremos qué hemos encargado exactamente.
  • No pedir siempre lo mismo: Cada semana las circunstancias cambian y debemos adaptarnos a ellas.
  • Utilizar la tecnología a nuestro alcance. Disponer de una herramienta de gestión adaptada a nuestras necesidades nos ayudará a controlar la previsión diaria y a conocer las tendencias de cada momento.

Como hemos visto, una buena planificación nos ayudará a ser más sostenibles. La previsión es fundamental para evitar un exceso de producto o una rotura de stock. Adelantarnos a las necesidades de nuestro restaurante nos permitirá apostar por los mejores proveedores de proximidad para ofrecer productos más sanos y sostenibles sin afectar a nuestra rentabilidad.

New call-to-action