La apertura de un segundo restaurante o sucesivos marca el punto de inflexión en el crecimiento de una empresa de restauración. Vemos que el restaurante está funcionando bien y llega el momento de expandirse.

Sin embargo, para evitar cualquier problema, conviene tener en cuenta varios aspectos clave antes y después de la apertura de una segunda unidad de negocio. Veamos cuáles son los pasos que debemos dar para lograrlo con éxito.

Empecemos por el plan de negocio

Una vez elegida la ubicación adecuada, no debemos caer en el error de clonar el primer restaurante.

Aunque vamos a aprovechar mucha información de la primera apertura, es necesario establecer un nuevo plan de negocio para analizar, corregir los errores cometidos en la primera experiencia, y por supuesto no tropezar dos veces en la misma piedra.

Por ello, debemos estructurar muy bien todos los pasos a seguir y establecer cada uno de los procedimientos adecuados para la apertura y gestión del nuevo negocio.

1. Simulación de la inversión

Es muy importante que antes de llevar a cabo la puesta en marcha del segundo restaurante, tengamos a mano y manejemos los datos de negocio del primero… ¿Cómo podemos cotejarlos?

Muy sencillo. Contamos en el mercado con herramientas de simulación de negocio eficientes que nos permiten analizar el punto de equilibrio del restaurante; es decir, a partir de qué nivel de venta comienza el local a generar beneficios.

Este punto de partida, además, nos vendrá muy bien en el caso de necesitar inversores que nos ayuden en esta nueva aventura, porque contaremos con datos muy reales y específicos de rentabilidad en su inversión (la cantidad a financiar, amortización, costes, etc.).

2. Estandarización de todos los aspectos de la apertura del negocio.

Además, la planificación de la nueva apertura debe tener como objetivo la estandarización de todos los aspectos del negocio.

La experiencia de la primera apertura nos permite contar con un mayor conocimiento acerca de temas legales, las licencias necesarias de apertura, obras, gastos de financiación, etc., que en numerosas ocasiones supusieron más de un quebradero de cabeza. De esta manera, nos evitaremos cometer errores del pasado.

abrir segundo restaurante, ampliar negocio, ampliar negocio restauración, qué hacer para abrir un segundo restaurante, quiero abrir un segundo restaurante, quiero ampliar mi negocio

Normalmente este tipo de gastos no permiten mucho margen de maniobra, pero definir los procedimientos de gestión del segundo restaurante es vital para reducir los costes y garantizar las ventas.

Y aquí sí hay numerosos aspectos que podemos optimizar.

Con un segundo restaurante vamos a mejorar la gestión y mantener la homogeneidad del negocio 

1. Coste y control del producto

Es uno de los primeros pasos que debemos llevar a cabo para que pueda considerarse una empresa de restauración organizada.

Una vez tengamos clara la carta del nuevo restaurante, es necesario implantar un modelo de gestión de producto para controlar el coste de la materia prima y garantizar su correcto uso.

Para ello, debemos contar con el escandallo de cada plato para saber su rentabilidad, definir los modos y tiempos de cada receta y establecer una correcta rotación de stock, y un plan de formación y capacitación del personal de cocina que garantice el control, la correcta manipulación y conservación de los productos.

La segunda unidad permite, además, alcanzar acuerdos comerciales con proveedores que nos permitan abaratar el precio de la materia prima. Estrategia también utilizable para otras contrataciones (gestoría, asesoría, etc.).

2. Gestión del personal

En primer lugar, implantar un plan de formación de empleados ayudará a estandarizar el nivel y la calidad de servicio al cliente del personal.

Pero antes, debemos saber exactamente qué plantilla de empleados necesitamos para evitar un coste de personal muy elevado.

Por eso, con un segundo restaurante es fundamental contar con una eficiente herramienta de gestión de personal que nos ayude a optimizar la mano de obra necesaria.

Actualmente hay soluciones de gestión especializadas en el sector de la restauración organizada que permiten establecer de modo sencillo nuestra expectativa de venta y la productividad que queremos obtener del personal, lo que determinará la plantilla que necesitamos.

Estas soluciones proporcionan métodos predictivos de demanda de clientes y venta para controlar los flujos de trabajo al detalle, lo que supone dar un paso definitivo en la profesionalización de la gestión del negocio. Además, estas tecnologías también son capaces de planificar los turnos de trabajo de modo automático. 

abrir segundo restaurante, ampliar negocio, ampliar negocio restauración, qué hacer para abrir un segundo restaurante, quiero abrir un segundo restaurante, quiero ampliar mi negocio

3. Restauración organizada

Aunque cada restaurante es único, los procesos de gestión deben estandarizarse para todos los aspectos del negocio si queremos controlar de modo eficiente nuestros centros, ya sean dos o más.

Por este motivo la segunda apertura definirá el nivel de profesionalización de la empresa y marcará el modelo a seguir a la hora de ampliar negocio y para futuras aperturas, en las que ya podremos haber focalizado todos los procesos.

Algunos ejemplos de esta profesionalización son el control de caja, que ayude a simplificar la tarea administrativa y contable, la realización de auditorías de control que permitan evaluar de la gestión del centro, o la gestión eficiente de la contabilidad, para presupuestar y analizar la cuenta de explotación de modo agrupado o por centro.

4. Visibilidad del negocio

Si vamos a ampliar nuestro negocio con un segundo restaurante, debemos trazar toda una estrategia de marketing que dé visibilidad a la nueva apertura.

La mejor manera es hacerlo en redes sociales (especialmente Facebook e Instagram) y a través de la página web. Es importante que nuestros clientes conozcan esta expansión y que difundan la noticia.

También es buena idea llevar a cabo una campaña de drop marketing (‘marketing de goteo’) donde vayamos anunciando y asomando determinada información que genere expectación.

A los usuarios les gusta ver cómo evoluciona el proyecto y sentirse que forman parte de esta nueva aventura.

En definitiva, pasar de uno a dos o más restaurantes implica numerosos desafíos. No poder estar siempre presente implica tener que delegar en otros, y en este proceso es recomendable un buen sistema de gestión.

Este es determinante para asegurar la calidad del servicio en las mismas condiciones y con la misma calidad que la ofrecida hasta el momento. De ahí que plasmar estos conceptos en un Excel resulte francamente difícil.

Este tipo de herramientas eliminan las desigualdades en la gestión y tienden a generalizar y mantener la filosofía de organización del restaurante de forma homogénea independientemente del gerente que esté a cargo. Además, le facilitan el trabajo a estos gestores, permitiéndose a crear valor en el servicio al cliente.