Si tu restaurante aún no cuenta con un perfil de Instagram atractivo, bien gestionado y activo, echa un vistazo a las siguientes razones que exponemos a continuación, porque te darás cuenta que lo necesitas… ¡ ya!

Ya hemos hablado en ocasiones anteriores de la importancia actual que cobran las redes sociales en cualquier negocio, y más en restauración. Por cierto y dicho sea de paso, en uno de posts anteriores explicamos cómo dar más visibilidad al perfil de Instagram de tu restaurante.

En principio, abrir un perfil es relativamente sencillo y rápido… en 30 segundos lo tendrás en el móvil. Eso si, mantenerlo ‘vivo’ y totalmente activo, son palabras mayores.

Si no cuentas con una persona encargada, es decir, tú mismo con las funciones propias de un gerente (especialmente por falta de tiempo), o con la ayuda de algún compañero al que se le den bien las redes, siempre se pueden contratar los servicios de una agencia de marketing que trazará una estrategia personalizada y pensada para nuestro negocio.

Antes de nada, echemos un vistazo a los datos …

¿Por qué Instagram para restaurantes?

Básicamente con los datos oficiales que hemos extraído de la propia web de Instagram te harás una idea. Revela que existen más de 25 millones de negocios en el mundo que tienen perfil en la app, y 2 millones lo utilizan para mejorar sus resultados.

Además, más de 200 millones de usuarios visitan al menos un perfil de empresa y el 60% de sus usuarios reconocen que buscan sus productos o sitios de ocio por esta plataforma.

Aun con estos datos… ¿te lo estás pensando?

Seguro que ya lo tienes prácticamente claro. Instagram es una poderosa arma para darte a conocer, y con los siguientes tips seguro que te convencerás al cien por cien.

10 razones para tener un perfil de Instagram en tu restaurante

1. Despierta el apetito

La comida se ha convertido en uno de los fenómenos más top en Instagram, de ahí que sea la red social foodie por excelencia.

Además, pensemos que la mayoría de clientes buscan un restaurante a través del móvil cuando se les despierta el apetito.

Instagram Empresas en uno de sus análisis estableció que nos buscan de esta manera el 53% de usuarios que comen fuera a menudo, y el 41% de quienes lo hacen de forma ocasional.

Por ello, debemos pensar que si tenemos un perfil atractivo con fotos trabajadas, creativas, vídeos chulos y además muy activo, gracias a Instagram nos convertiremos en uno los platos fuertes de la red social para atraer potenciales clientes.

2. Es la plataforma decisiva para conseguir nuevo público

De la misma forma, y siguiendo con el mismo informe, nada menos que un 66% de los comensales que decide visitar y disfrutar la experiencia de un local concreto, es porque lo ha visto con anterioridad en Instagram. Como podemos comprobar, ya no es para pensárnoslo… necesitamos estar en la app sí o sí.

3. Está centrado en los Millennials y la Generación Z

También debemos saber que el target mayoritario son Millennials y la Generación Z. Un segmento en el punto de mira de la mayoría de negocios de restauración, especialmente por sus hábitos de consumo.

La mitad de ellos sale a comer fuera al menos una vez por semana. Utilizan el smartphone prácticamente para todo y sobre todo para compartir sus experiencias.

4. Con la opción “explorar” nuestro restaurante se hace fácilmente reconocible

Desde que Instagram puso en marcha la opción “explorar” a través del empleo de hashtags apropiados, los usuarios pueden encontrarnos fácilmente.

5. Instagram ayuda a construir identidad de marca

Sabemos que cada vez más los restaurantes tienden a que su servicio se convierta en toda una experiencia culinaria para sus clientes.

Instagram es una herramienta muy útil que nos puede ayudar a construir identidad de marca, haciendo que los clientes se sientan atrapados además de por la oferta gastronómica, por la propia experiencia en sí.

6. Es muy accesible y genera engagement

Estamos de acuerdo que con la app de las imágenes se ha logrado un nivel de engagement muy cercano con los usuarios, logrando que las relaciones sean mucho más estrechas con cualquier negocio de restauración.

Además, Instagram cuenta con un servicio de atención al cliente  para cualquier duda o sugerencia.

7. Humaniza a cualquier marca o restaurante

La app permite exhibir, tanto lo que un restaurante ofrece, como lo que se vive en la “trastienda”, de forma muy sencilla.

Nos permite dar rienda suelta a la espontaneidad, mostrar a nuestro personal y equipo de trabajo, la forma de gestión, enseñar los espacios físicos y hasta publicar eventos en directo.

En este sentido las stories y el vídeo en directo han dado un vuelco a la forma en que se muestra y publica el contenido. Ahora prima la inmediatez.

8. Permite patrocinar posts

Si invertimos algo de presupuesto, Instagram nos permite promocionar posts y lanzar ofertas o eventos más allá de nuestros seguidores.

Es una excelente forma de conseguir nuevos clientes.

9. Nos deja ver analíticas

Instagram pone a nuestra disposición estadísticas sobre el alcance de los posts del restaurante.

Podemos ver y hacernos una idea muy real sobre lo que opinan nuestros clientes y potenciales clientes.

10. Tiene mucho futuro para los restaurantes

Por último y a día de hoy, es una red social que está en continuo crecimiento, y que tiende a convertirse en uno de los principales canales sociales de comunicación y compra por parte de los clientes.

Además, la app propiedad de Facebook ya permite a los restaurantes hacer reservas así como disponer del servicio take away y delivery.

Una de sus próximas sorpresas es el proyecto piloto que por el momento se ha puesto en marcha en Estados Unidos, y que Diego Coquillat ya anuncia en su blog. Se trata de la puesta en marcha de un servicio para empresas para mejorar su visibilidad y dotar de mayor información sobre un negocio a los clientes.

El objetivo primordial es obtener mayor presencia online y competir con servicios como Google My Business, entre otros.

Como podemos ver, Instagram ofrece todo un sinfín de posibilidades siempre pensando en generar nuevas ventas y mejorar los niveles de negocio, que es lo que beneficia la buena marcha del sector.